¿Sabes cómo elegir una esterilla de Yoga?

21.03.2017

Cuando comenzamos la práctica de Yoga, pensamos que " una esterilla es una esterilla", si más, pero a medida que vamos avazando en ella , o queremos comprar una, nos damos cuenta de que hay muchas esterillas de yoga en el mercado entre las que poder elegir. Os invitamos a que antes de decidirte por una esterilla de yoga, consideres las ventajas y los inconvenientes de cada una de ellas.

El objetivo principal de cualquier esterilla de yoga es disminuir el riesgo de sufrir una lesión proporcionando una superficie elástica y antideslizante sobre la que puedas practicar yoga de forma cómoda y segura.

Usar una buena esterilla de yoga es tan importante que en los Estados Unidos hay aseguradoras que no cubren las lesiones durante una sesión de yoga a menos que se haya usado una esterilla diseñada especialmente para practicar yoga.

Estos son los criterios a tener en cuenta a la hora de seleccionar una esterilla para uestra práctica.

El tamaño y grosor de una esterilla yoga

El tamaño y el grosor ideal de las esterillas de yoga depende de tu altura y de tu peso. Por ejemplo, si eres muy alto, posiblemente necesites una esterilla extra larga de 200cm ó 220cm. Hace tan sólo unos años, el tamaño estándar de una esterilla de yoga era de, aproximadamente, medio metro por un metro y medio. Esta esterilla puede ser suficiente para una persona de poca estatura, pero resultaba demasiado pequeña para la mayoría de los practicantes de yoga.

Actualmente, el tamaño estándar aproximado de las esterillas de 173 cm de largo por 61 cm de ancho, aunque hay esterillas de todos los tamaños; incluso se ven esterillas de yoga redondas o cuadradas de amplias dimensiones. No creo que sean adecuadas para un centro de yoga, por el espacio que ocupan, pero pueden ser adecuadas para una sesión de yoga en casa.

Las esterillas de yoga más finas tienen aproximadamente 3 milímetros de grosor. Para la mayor parte de los practicantes de yoga, estas esterillas resultan demasiado finas ya que pueden resultar molestas el los apoyos de determinadas articulaciones: ofrecen una gran firmeza.

Las normales tienen un grosor de aproximadamente 4 milímetros . Para la mayoría de los practicantes de yoga, este grosor es suficiente.

Las gruesas tienen aproximadamente 6 milímetros de grosor No es recomendable usar esterillas de un grosor superior a éste porque no resultan seguras para la práctica del yoga, ya que, al ser demasiado gruesas, es fácil perder el equilibrio y lesionarte al caerte.

La seguridad de la esterilla yoga

Una esterilla de yoga no sólo se define por el grosor y el tamaño, sino también por la firmeza del material de que está hecha. En la mayoría de las posturas de yoga, el equilibrio es un factor importante y una esterilla demasiado blanda no ayuda precisamente a mantener el equilibrio.

La adherencia es algo fundamental para practicar yoga de manera segura. Por eso, asegúrate de que la esterilla que eliges es antideslizante. Aunque la mayoría de ellas son antideslizantes, a veces, el sudor hace que algunas resbalen. Por eso, si practicas un yoga muy físico, es mejor que compres una esterilla de yoga un poco más gruesa, o si practicas un tipo de yoga muy intenso o si practicas hot yoga, deberías considerar comprar una esterilla que absorba el sudor o una toalla de yoga para colocar encima de la esterilla. Las toallas de yoga absorben el sudor mejor que las toallas de baño y tienen una superficie antideslizante para que la toalla se agarre a la esterilla. Aunque aquí también entra otro factor en juego: nuestro gusto.

Otro riesgo a tener en cuenta a la hora de elegirlas, especialmente si la compartes con otras personas y practicas yoga con los pies descalzos, es el riesgo de contagio de hongos. Algunas esterillas de yoga son antibacterianas y antifúngicas, pero suelen ser caras. Una alternativa es limpiar la esterilla con alguna solución antibacteriana después de cada sesión , como árbol de té y eucalipto. También puedes extender una toalla de yoga de yoga encima de la esterilla. En cualquier caso, conviene lavarlas frecuentemente.

En ningún caso caigas en la tentación de comprar una esterilla de fitness o de camping para tus sesiones de yoga. El grosor, la firmeza y la adherencia de este tipo de esterillas no son adecuados para practicar yoga. Pueden incluso resultar peligrosas e incrementar el riesgo de una lesión.

La comodidad de la esterilla yoga

El objetivo de una esterilla de yoga es proporcionar una base elástica entre tu cuerpo y el suelo. Una esterilla económica suele tener un grosor de aproximadamente 3 mm (hace unos años, todas las esterillas de yoga tenían este grosor). Hoy en día, hay esterillas de yoga hasta de 6 mm. de grosor.

Pero no todo es el grosor. También es importante que la esterilla de yoga sea firme, sin llegar a ser dura. Una esterilla demasiado blanda te puede hacer perder el equilibrio y puede ser la causa de una lesión. Por el contrario, una esterilla demasiado dura es casi lo mismo que practicar yoga sobre el suelo y puede perjudicar tus articulaciones. Por eso, debes elegir una esterilla de yoga de un grosor adecuado y que combine la firmeza con la elasticidad necesaria para la práctica de tu yoga favorito.

La estética de la esterilla yoga

La estética de una esterilla de yoga es mucho más que elegir el color de la esterilla de yoga (aunque el color es muy importante). Lo primero es elegir entre comprar una esterilla lisa o una con diseño.

El diseño de una esterilla de yoga no debería ser demasiado llamativo para no distraer la atención durante la sesión de yoga. Por eso la mayoría de las esterillas son lisas.

¿Cuántas clases de esterillas yoga existen?

Hoy en día hay casi tantas clases de esterillas como tipos de yoga. Aquí tienes las más importantes:

Esterillas de yoga de PVC

La mayoría de las esterillas económicas están fabricada en PVC, un acrónimo que significa poly-vinyl chloride. Las esterillas de yoga de PVC son antideslizantes, duraderas y económicas, por eso son las esterillas que más se venden en el mundo. También se pueden lavar fácilmente.

Esterillas de yoga fabricadas en PER

PER es un acrónimo que significa Polymer Environmental Resin, una resina fabricada a base de polímeros que es una alternativa al PVC en la fabricación de esterillas de yoga.Tienen una gran adherencia y un alto grado de elasticidad, son biodegradables y se lavan fácilmente.

Esterillas de yoga fabricadas en EVA

La espuma EVA (etilvinilacetato) es un polímero que se utiliza como aislante industrial. Debido a que es muy blando, liviano y fácil de trabajar se utiliza para hacer trabajos manuales, por ejemplo, para crear elementos de escenografía en el teatro. Tiene un tacto agradable, pero resulta demasiado blanda para la mayoría de los tipos de yoga. Además, se deforma fácilmente, por lo que las esterillas de yoga fabricadas en EVA se deterioran pronto.

Esterillas de yoga fabricadas en NBR

NBR (nitrile-butadiene rubber) es un tipo de caucho sintético cuya característica fundamental es que no se deteriora con los derivados del petróleo, por lo que se utiliza para fabricar juntas para motores. Es un material poco compacto y poco consistente, por lo que no se pueden hacer esterillas muy final de este material. Por eso las esterillas de NBR tienen un grosor mínimo de 1 cm .

Esterillas de yoga fabricadas en TPE

TPE es un acrónimo que significa ThermoPlastic Elastomer, también conocido como caucho sintético. Se trata de un compuesto de varios materiales, generalmente un plástico y caucho natural. Sin llegar a ser un plástico ni un caucho, el TPE reúne propiedades de los dos. Son muy elásticas y flexibles, aunque lo suficientemente firmes como para una sesión de yoga totalmente segura. Las esterillas de yoga de TPE no se degradan con el paso del tiempo, pero sí son reciclables, ya que el TPE es fácilmente moldeable en un nuevo producto.

Esterillas de yoga de caucho natural

Las esterillas de yoga fabricadas en caucho natural son una alternativa ecológica a las esterillas de PVC, ya que el caucho natural (que procede del árbol del caucho) es un recurso renovable. Son elásticas y adherentes, cualidades imprescindibles para una buena esterilla. Además son reciclables y biodegradables. Sin embargo,resultan bastante caras y tienen un fuerte olor que tarda mucho en desaparecer.

Si eres alérgica al látex, esta no está indicada para tu práctica

Esterillas de yoga de lana

La lana de oveja es un aislante natural, lo que favorece la concentración necesaria para la práctica del yoga. Al principio se usaba la piel completa de una oveja como esterilla de yoga, pero no se fijaba bien al suelo, por lo que resultaba peligrosa. Actualmente las esterillas de yoga de lana de oveja tienen una base inferior antideslizante (fabricada en algún producto sintético).

El problema es que la lana es muy resbaladiza, por lo que no resulta adecuada para la mayor parte de los tipos de yoga (especialmente los yogas de tipo físico). Básicamente, sólo los practicantes del Yoga Kundalini .

Esterillas de yoga de algodón

Cuando el yoga llegó por primera vez occidente, se puso de moda usar una toalla de algodón como esterilla de yoga. El algodón resulta agradable al tacto, se limpia fácilmente y absorbe bien el sudor. Sin embargo, el algodón no tiene propiedades elásticas y es muy resbaladizo cuando está seco, por eso se mojaba antes de iniciar una sesión de yoga.

Una esterilla de algodón puede ser útil para cubrir una tradicional por razones de higiene o para absorber el sudor durante una sesión de Ashtanga Yoga o de Hot Yoga, aunque es mejor utilizar una toalla de yoga, cuya cara inferior es antideslizante.

Colchonetas de yoga

Las colchonetas de yoga (tipo futón) no resultan adecuadas para la práctica del yoga tradicional (hatha yoga) debido a que son demasiado gruesas. Además, están recubiertas por una loneta (también de algodón) que resulta demasiado resbaladiza para la mayoría de los tipos de yoga. Pueden ser útiles para algunas posturas de yoga terapéutico o bien como esterilla de meditación y relajación. Por eso se suelen usar para meditar estirados en el suelo.

Esterillas de yoga de yute o cáñamo

El cáñamo y, especialmente, el yute también tienen utilidad en la fabricación de esterillas de yoga. Sin embargo, no se puede fabricar una esterilla yoga utilizando sólo yute o sólo cáñamo. Normalmente, tanto el yute como el cáñamo se utilizan para recubrir la parte superior de las esterillas de yoga de PER con el fin de hacerlas aún más anti-deslizantes y ecológicas.

Esterillas de yoga de caña o similar

En la India y el sudeste asiático hay una gran tradición en la fabricación de esterillas fabricadas en fibras naturales procedentes de la caña o de otros cultivos como el árbol del banano, el coco o el sisal. En muchas zonas del sur del país se utilizan como lecho para dormir. Este tipo de esterillas también se pueden utilizar como esterillas de yoga, aunque son demasiado finas y resultan muy duras y resbaladizas.

Básicamente resultan útiles como esterillas de meditación, ya que tienen un tacto agradable y son un aislante natural (de ahí que se usen como lecho para dormir).

El color de una esterilla yoga

El color es uno de los factores más importantes a la hora de elegir la esterilla que te conviene.

Color Rojo

El color rojo está asociado con la guerra, el peligro y la pasión. Transmite energía, potencia la actividad, activa el metabolismo y eleva la presión arterial. Por eso el rojo no es el color más indicado para una esterilla de yoga, ya que en muchos tipos de yoga la relajación es una parte importante.

Color amarillo

El color amarillo está asociado con la luz del sol. Es un color que transmite alegría y energía intelectual, pero también es un color que llama la atención y puede distraer la mente. Por eso el color amarillo tampoco es un color indicado para una esterilla de yoga, ya que no favorece la concentración.

Color verde

El color verde es el color de la naturaleza y simboliza la fertilidad y el crecimiento. El verde favorece la tranquilidad de la mente y tiene propiedades curativas.

Color azul

El color azul es el color del cielo y tradicionalmente se ha relacionado con la profundidad y con la estabilidad. El color azul tiene efectos beneficiosos sobre la mente, ya que transmite tranquilidad y calma el metabolismo.

Color añil

El color añil o índigo (una variedad del azul) es el color de la intuición. Favorece la concentración y la meditación y permite alcanzar los niveles más altos de la conciencia. Facilita la percepción de lo que nos rodea más allá de lo que nos muestran los sentidos. .

Color turquesa

El color turquesa (una combinación de azul con un poco de amarillo) es un color que facilita la comunicación entre el cuerpo y la mente. Es un color que anima a disfrutar de la vida, a superar los problemas, a controlar las emociones y a calmar la mente.

Color acqua

El color acqua (una variedad del color cyan) es el color que simboliza la paz del espíritu.

Color púrpura

El color morado o púrpura combina la energía del rojo y la estabilidad del azul. Se asocia con la realeza y simboliza la dignidad y la sabiduría. El color púrpura favorece la espiritualidad, estimula la imaginación y nos permite estar en contacto con la parte más íntima de nuestro ser.

Color violeta

El color violeta, aunque a la vista es muy similar al color morado, es un color visible en la parte alta del espectro de luz (no como el morado). Es el color de la espiritualidad y favorece la mística religiosa.

Color lavanda

El color lavanda, una variedad del violeta, transmite sentimientos de amor hacia los demás y es el favorito de las personas románticas.

Color naranja

El color naranja combina la energía del color rojo con la felicidad del color amarillo. Se asocia con la alegría y el éxito. El color naranja transmite entusiasmo, optimismo y levanta el ánimo. Transmite una sensación de calidez y favorece la interacción social.

Color rosa

El color rosa es el color de la compasión y del amor materno. Es el color más femenino, más íntimo. Representa lo positivo y transmite esperanza.

Color magenta

El color magenta es el color de la armonía universal. Está relacionado con el sentido práctico de la vida. Fomenta el sentido común, favorece el equilibrio emocional y levanta el ánimo. Pero también es el color de los inconformistas, de los que siempre están buscando nuevas sensaciones. El color magenta nos es el ideal, pero puede ser un buen color para una esterilla de yoga.

Color vino

El color burdeos o color vino combina la energía del color rojo con la espiritualidad del color púrpura. Es un color sofisticado y serio. Está relacionado con la fortaleza de carácter. Potencia la determinación, ayuda a conseguir un objetivo y favorece el trabajo en equipo.

Color marrón

El color marrón está relacionado con la estabilidad de la tierra y transmite sensaciones de seguridad. Está asociado con la honestidad y el trabajo duro. Es el color de la simplicidad y del sentido común.

Color gris

El color gris es un color neutro, imparcial, que no transmite ningún tipo de emoción. El gris es un color de compromiso (no es ni blanco ni negro) y nunca llama la atención. Se considera un color conservador, propio de gente responsable. Al ser un color frío favorece la calma y proporciona un alivio frente al cáos que nos rodea.

La gama de colores es casi infinita. Hay muchos colores intermedios que combinan dos o más colores. Elige una esterilla de un color que esté en armonía con tu personalidad y tu estado de ánimo. Deja que sea tu corazón quien te guíe a la hora de seleccionar el color de tu esterilla de yoga.

¿Sabes cuál es el origen de las esterillas de yoga?

Antiguamente, en la India, los yoguis famosos utilizaban una piel de tigre como base sobre la que practicar yoga para simbolizar el dominio de la mente sobre el cuerpo, o bien, si tenían poco dinero, una piel de ciervo.

La gente corriente practicaba yoga directamente sobre el suelo o, en el mejor de los casos, utilizaban como base para practicar yoga un lecho de Darbha o Kusha, una hierba similar al esparto utilizada también en rituales de purificación hindúes.

Cuando el yoga se empezó a practicar en occidente, se puso de moda usar como base una toalla de algodón extendida directamente sobre un suelo de madera. Debido a que el algodón resbala bastante, antes de practicar yoga la toalla se rociaba con agua.

Posteriormente se empezó a utilizar como base una fina capa de caucho sobre la que se extendía la toalla de algodón. El caucho desliza menos y además amortigua los impactos en el suelo, por lo que la práctica del yoga resultaba más cómoda y segura.

Han evolucionado mucho desde sus orígenes, y lo siguen haciendo. A principios del siglo XXI se introdujeron en el mercado las primeras esterillas de yoga ecológicas, fabricadas en caucho natural. Desde hace poco, se están utilizando materiales de altas prestaciones como el TPE. Curiosamente, algunos tipos de yoga, por ejemplo, el yoga Kundalini, está volviendo a utilizar la piel de un animal,en concreto, una piel de oveja, como esterilla de yoga.

Hoy en día, en la India, donde se originó el yoga y donde aún se forman muchos de los profesores de yoga, se utilizan esterillas de yoga de algodón, aunque, desde hace poco, se está experimentando con fibras vegetales como la caña, que tradicionalmente se ha venido utilizando para fabricar las esterillas sobre las que duermen los hindúes de clase humilde, y otras fibras vegetales como la fibra del árbol del banano.